La alternativa más moderna, fácil, segura y económica para realizar pagos.

¿Cómo elegir la tarjeta de crédito indicada para ti?
29 agosto, 2017
5 cosas que NO sabías acerca de tus billetes y monedas
3 octubre, 2017
Show all

¿Sigues sacando grandes cantidades de dinero del cajero automático o de un banco para realizar tus pagos? ¿Sigues perdiendo el tiempo de tu comida o perdiendo la mañana, formado en la ventanilla del banco para realizar tus pagos? ¿Te gustaría recibir o hacer pagos de una forma fácil y segura desde la comodidad de tu casa u oficina o desde cualquier lugar con tu celular? Pensando en estas situaciones y en otras similares, se creó SPEI, una opción para que las personas paguen de forma electrónica sin tener que presentarse directamente en las sucursales.

¿Qué es SPEI?

SPEI es el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios que te permite enviar y recibir dinero a través de tus cuentas bancarias por Internet. Esta herramienta fue desarrollada por el Banco de México y la banca comercial. Sirve para hacer el pago de tus tarjetas de crédito, enviar dinero a algún familiar, pagar la colegiatura de tus hijos, el servicio de agua, la luz, o hacer traspasos entre tus cuentas.

¿Qué necesitas para pagar por SPEI?

  1. Tener una cuenta bancaria con servicio de banca por internet o el servicio de banca móvil.
  2. Conocer la Clave Bancaria Estandarizada (CLABE) de la cuenta (18 dígitos), el número de tarjeta de débito (16 dígitos) o el número del teléfono celular (10 dígitos) asociado a la cuenta de la persona o empresa a la que le vas a pagar o transferir el dinero.

Una vez que cumples con estos requisitos, el proceso para realizar una transferencia por SPEI, es:

  1. Ingresa al servicio de Banca en Línea en la página de internet oficial de tu banco.
  2. Entra a la sección de transferencias o pagos a terceros.
  3. Proporciona los datos de la transferencia: número de referencia, concepto de pago y monto de la operación.
  4. Hecha la operación, conserva el comprobante SPEI que te enviará el banco

Así de fácil y sencilla es esta alternativa y para que puedas usarla desde tu celular solo deberás acudir a tu banco y solicitar que asocien el número de tu teléfono a tu cuenta bancaria. De esta manera, los 10 dígitos de tu celular ‘sustituyen’ los 18 de la clabe interbancaria.

Con esto, podrás hacer cualquier operación, sin necesidad de internet, escribiendo en un mensaje los datos de la cuenta a la que depositaras y la cantidad. ¡Pruébalo!

 

Leave a Reply