6 sencillos tips para mejorar tu ahorro
17 mayo, 2017
6 tips para poder liquidar tus deudas de manera fácil
6 junio, 2017
Show all

Iniciar un propio negocio es el sueño de muchas personas, pero por motivos de presupuesto y capital inicial, esto a menudo no es posible. Es por esto que Caja la Sagrada Familia te trae 11 opciones para que inicies tu propio negocio, sin tener la necesidad de invertir una gran cantidad de dinero.

 

    1. Tutor: Si tienes la habilidad de enseñar, úsala. Puedes dar clases de regularización en tu casa o en la de tus estudiantes.
    2. Organizador profesional: Si cuentas con la capacidad de transformar el caos en limpieza, puede comenzar un negocio que ayude a los demás a deshacerse de las cosas acumuladas en sus casas.
    3. Fotógrafo: Puedes darle uso a tu cámara profesional y tus habilidades para captar imágenes creando retratos semiprofesionales para los eventos de las personas de tu vecindario.  El truco en esta idea de negocio es que probablemente tendrás que invertir en una buena cámara, un tripié y equipo, si es que no cuentas con esto. Sin embargo, esto puede ser una gran inversión para un negocio más grande en el futuro.
    4. Resolvedor de pendientes: Muchas personas no tienen el tiempo de cumplir con sus tareas diarias (ir al banco, hacer las compras, llevar la ropa a la tintorería). Iniciar un negocio de personas que se encarguen de esto de manera profesional puede ser interesante.
    5. Vendedor de Avon o Tupperware: Los representantes de ventas independientes no tienen que preocuparse de crear una marca, producto o estructura de negocio. Si te gusta hablar con la gente, este negocio social podría ser para ti. Las ganancias varían según la compañía a la que te afilies y la cantidad de ventas que logres cerrar.
    6. Artista de maquillaje: Si tienes experiencia en esta área, puedes iniciar tu propio negocio preparando a las personas para eventos importantes. Considera invertir en una clase o programa de certificación si no eres un experto.
    7. Chef personal: Arremángate y saca las especias. Un negocio culinario personal donde seas el cocinero de fiestas privadas puede ser una buena fuente de experiencia antes de intentar una empresa de alimentos más estructurada.
    8. Planeador de eventos: Las bodas no son los únicos eventos que necesitan planeación. Cumpleaños, aniversarios, graduaciones, bautizos, etcétera, son algunos de otros momentos que requieren de personas capaces de organizar diferentes aspectos.
    9. Catering: Un chef profesional puede atender a grupos pequeños, los caterers deben preparar comidas para grandes eventos. Si eres un buen cocinero y sabes planear bien, puedes empezar un negocio en este rubro.
    10. Entrenador profesional: Si te gusta hacer ejercicio, puedes aprovechar tu pasión para ayudar a otros a mejorar su condición física. Solo recuerda que para este negocio necesitarás un seguro y una certificación.
    11. Contador: Si ya tienes el entrenamiento de contador, podrías abrir un despacho que atiende a clientes pequeños y/o emprendedores.

Después de conocer todos estos trabajos, ¿Qué otro negocio crees que se podría empezar con poco capital?

Leave a Reply